Pérdida de habilidades sociales por el mal uso de la tecnología

habilidades sociales
Tecnología Informática

La invención de la tecnología ha provocado muchos cambios a nivel social y comunicativo, en los últimos años, sobre todo con la creación del Internet, la telefonía móvil, los videojuegos y la TV, los cuales han entrado a formar parte activa en nuestras vidas, influyendo más a nivel negativo que positivo, afectando nuestras habilidades sociales.

Lógicamente las nuevas tecnologías pueden tener un gran potencial a nivel educativo  si se hace uso racional de ellas. Los niños, los adolescentes y aún los adultos podrían disponer de todo tipo de información poniendo a su alcance noticias que aportan conocimientos científicos actuales, de igual manera se facilitaría nuevas formas de relacionarnos y comunicarnos con los demás.

Pero desafortunadamente el panorama es muy distinto, porque existe el riesgo de la adicción sin sustancias químicas no solo en la juventud sino en la gente adulta también, quienes pueden caer fácilmente en esta trampa y a veces sin darse cuenta.

En el caso de los menores de edad, si los padres no tienen control sobre ellos, corren el riesgo de acceder a contenidos inapropiados, y es cuando se empiezan a aislar de los demás, viviendo en su propio mundo, creando sus propias fantasías, o en otros casos pueden conocer personas inescrupulosas, que los engañan violando su intimidad, creando confusión en ellos, tanto a nivel físico como emocional.

También se dan casos de pérdida de la noción del tiempo, del apetito, del sueño, bajo rendimiento escolar, es tal el extremo, que por estar todo el tiempo en estos equipos manipulándolos, van perdiendo hasta habilidades motrices a la hora de escribir manualmente y si lo hacen, es con una ortografía pésima, porque por el chat envían mensajes omitiendo palabras completas por una sola letra, o cambian unas consonantes por otras, todo esto va atrofiando la habilidad de escribir correctamente y con buena ortografía.

Otro aspecto, es que a nivel de relaciones sociales, no solo los jóvenes sino también los adultos, se van aislando pocosol1 a poco, metiéndose en un mundo de fantasía, ignorando completamente la existencia de los seres queridos que están a su alrededor, situación que provoca incomunicación total entre padres e hijos, o entre las parejas matrimoniales, cuestión supremamente grave, porque esto es el comienzo del rompimiento y destrucción de muchos hogares por causa de la infidelidad y otras cuestiones muy difíciles a veces de solucionar.

Los problemas son muchos, pero podemos evitarlos limitando el tiempo de conexión en la red, en el caso de los niños y adolescentes, los padres deben colocar los ordenadores en sitios visibles o comunes en la casa, potenciar en ellos actividades saludables como: El deporte, la lectura, actividades al aire libre, paseos en familia, ir a cine, en fin, el principal objetivo es sacar tiempo de calidad para compartir, recordemos que los padres son modelo, y los hijos tienden a imitar sus conductas.

Es básico ayudarles a desarrollar una adecuada autoestima, y unas buenas habilidades sociales que no le causen problema a la hora de relacionarse con otras personas. También es necesario colocar un tiempo límite, en el que el adolescente sepa que es necesario desconectarse en ciertos momentos como son: la hora del desayuno, del almuerzo y la cena, porque son instantes fundamentales para la comunicación.

Y por último enseñar a nuestro niño desde muy pequeño la capacidad formativa de las nuevas tecnologías, que las vean como herramientas que ayuden más  a su formación como ser humano que como instrumento de ocio  y pérdida de tiempo.

Este artículo hace parte del sistema de divulgación social de ITSoftware SAS.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.