Telefonía IP vs convencional, diferencias significativas

El objetivo de este artículo es tratar brevemente las principales diferencias entre la telefonía IP vs  convencional.

Telefonía IP vs Convencional
Telefonía IP vs Convencional

La telefonía convencional se basa esencialmente en la conmutación de circuitos, lo que significa que hay una dependencia alta en recursos dedicados para la transmisión de las señales de voz durante las llamadas.

Un teléfono fijo convencional se conecta de forma dedicada por medio de una línea de cobre a una tarjeta de la central telefónica; cuando alguien hace una llamada marcando el número telefónico deseado, la comunicación ingresa a la matriz de conmutación, donde se intercambian time slots para que la llamada sea enrutada al destino requerido, ya sea a otra línea dentro la misma central, o a una troncal saliente que termina en otra central telefónica.

Todo este proceso de la llamada se realiza por troncales dedicadas para la voz, esencialmente usando E1s, que sin compresión de voz, llevan 30 canales de voz, en el mismo número de unidades de tiempo; lo que implica que la red fue diseñada esencialmente para el tráfico de voz.

Para enviar datos por esta red se hizo necesario modularlos para que fuera posible enviarlos por esos canales diseñados para audio; de ahí el surgimiento de los fax-modems, que su función es modular, o adaptar una señal digital en una señal dentro del rango del espectro de audio (0.3KHz a 8KHz); y en el sentido contrario demodular esa señal de audio en la señal digital original. Este proceso implica una velocidad de transmisión baja, porque para un solo canal su capacidad máxima es de 64 Kbps, o usando toda la capacidad del E1 la velocidad es de 2Mbps, pero a un alto valor debido a la dedicación y concentración de los canales.

Posteriormente con el crecimiento y expansión de las redes de datos, ya fue la voz la que se tuvo que adaptar a esas redes para enviarse a través de ellas. Estas redes de datos, a diferencia de la conmutación de circuitos, no usa recursos dedicados para un mismo tipo de tráfico, tanto puede ser usado para llevar audio de voz, como para transportar datos, video, y cualquier otra información; sino que comparte las mismas rutas con cualquier otro tipo de datos; encaminándose por diferentes rutas bajo algoritmos más eficientes.

Claramente la ventaja de tener dedicación, es que la calidad del audio se puede garantizar de antemano, mientras que en la red de datos esto no ocurre, por lo que el tráfico debe ser marcado y tratado con calidad de servicio, de tal modo que se garantice el buen comportamiento de las llamadas.

Así cuando se llama por la red de datos con VoIP, la voz se tiene que digitalizar por medio de los codecs de audio (leyes A o U, G729, etc.), para transportarse en paquetes de tipo ethernet, enrutados mediante el protocolo IP o UDP, (el primero orientado a conexión, mientras que el segundo es no orientado a conexión). Luego en los equipos de datos se marca el tráfico con una calidad de servicio (QoS); para garantizar un ancho de banda para la voz, y una prioridad de estos paquetes sobre otro tipo de datos; para de esa manera garantizar la calidad de la llamada, simulando en cierto modo la condición dedicada de la conmutación de circuitos, ideal para la naturaleza en tiempo real de la voz.

Por otro lado, con relación a los equipos terminales la diferencia entre un teléfono IP y un teléfono convencional, radica en el tipo de señal que se transporta hasta la central o servidor de de conmutación; mientras que el teléfono convencional permite el transporte de la señal analógica de voz; el teléfono IP transporta ya la voz directamente en el formato que necesita la red de datos, es decir en paquetes Ethernet, que ya pueden ser enrutados a su destino final.

Además el teléfono IP puede tener mucha más inteligencia, soportando otras funciones que le proporcione la red, como informarnos sobre el clima, etc, y adicionalmente también puede manejar muchas más líneas telefónicas con la misma conexión de red LAN, lo que también nos facilita montar una red de telefonía IP sin tener que asumir costos altos en tendido de cableado dedicado para la telefonía convencional, así con el mismo cableado de red de los equipos de la oficina, se puede montar el sistema de telefonía IP.

Esta inteligencia extra del teléfono IP lo hace más costoso, por lo que se puede considerar como alternativa los equipos ATA (Analog Telephone Adapter) o voipeadores, que a un precio menor nos permite llamar a la red IP desde uno a 4 teléfonos convencionales, adaptando la señal de audio a la señal digital que se transporta por la red de datos. Claramente el menor costo implica un sacrificio en las funciones de los equipos terminales, pero que a la vez permiten acceder más fácilmente y a un menor precio a los servicios VoIP.

Este es un artículo que hace parte del servicio de digulgación de conocimiento de ITSoftware SAS , para conocer mejor las diferencias entre la telefonía IP vs convencional.

Si te ha gustado este artículo, por favor no te olvides de compartirlo en las redes sociales.  Thks  🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.